Saravia Prado

  • Saravia Roger
  • Saravia Novoa
  • Saravia Tabora
  • Saravia Lindo
+ (506) 0000-0000

 

*******

de Oscar C. Rohrmoser Volio

La Casa de los Siglos

Capítulo IV

La Familia Bonilla Saravia

Los fundadores de la familia fueron 4 don Francisco Bonilla Carranza, que casó en segundas nupcias con la señorita Hortensia Saravia Roger. en la ciudad de San José. Don Francisco se había casado en primeras nupcias con la señora María Luisa Lara Iraeta, con quien tuvo un solo hijo. Este fue bautizado con el nombre de Alvaro.

A pesar de las diferencias de edad con sus hermanos Bonilla Saravia, Alvaro, el único hijo del primer matrimonio de don Francisco Bonilla Carranza, se adaptó en gran forma al nuevo matrimonio de su padre y convivió muy bien con sus nuevos hermanos. En su juventud viajó a estudiar a Chile, culminando las carreras de Economía y Leyes. Fue una persona muy destacada en sus actividades profesionales y durante el gobierno del Lic. Picado M., ejerció el cargo de Ministro de Hacienda. También fue embajador de Costa Rica en Chile y representó a la nación en varios foros internacionales.

Don Alvaro Bonilla Lara, se casó en Chile con la señora Rebeca Toro Bascuñan, con quien tuvo dos hijas. La mayor María Luisa, se casó con Armando Fernández y Rebeca Adelaida, con Ignacio Urrutia. Todos ellos y sus familias residen en Chile.

 

don Francisco Bonilla Carranza

Don Francisco Bonilla Carranza falleció en su casa de San Isidro de Coronado, el 1° de Agosto de 1961, a la edad de 84 años. Sus funerales se celebraron en la Capilla de las Animas y sus restos descansan en el Cementerio General de San José. Su esposa, doña Hortensia Saravia Roger, entregó su alma al Creador, el 13 de Abril de 1978, a la avanzada edad de 90 años. Sus restos reposan también en el Cementerio General de San José.

Don Francisco dedicó la mayor parte de su vida al servicio de la Policía Militar. Durante la administración de don Julio Acosta, el Congreso de la República, lo distinguió otorgándole el grado de Coronel Efectivo. Sirvió como Primer Comandante de la Segunda Sección de Policía de San José, durante las administraciones de don Ricardo Jiménez O. y de don Cleto González V. Su gran pasión y entretenimiento, fueron los caballos, dedicando bastante tiempo y atención tanto a los de su propiedad, como a los de la Fuerza Pública. Por sus conocimientos en este campo, también tuvo a su cargo la Caballeriza del Estado.

En su matrimonio con doña Hortensia, nacieron tres hijos varones. El mayor fue bautizado con el nombre de Juan Félix. Al segundo lo bautizó Francisco, como su padre y al tercero lo bautizaron con el nombre de Rodolfo.

Juan Félix Bonilla Saravia, en su juventud viajó a Chile, donde trabajó en el Banco Edwards de Santiago y participó activamente con la Quinta Compañía de Bomberos Voluntarios de la Ciudad de Santiago, donde alcanzó la posición de Subjefe, de esa importante unidad. A su regreso a Costa Rica también participó activamente con el Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Instituto Nacional de Seguros, llegando a ocupar el cargo de Jefe de Bomberos Voluntarios. Al igual que su padre. Juan Félix desarrolló una gran pasión por los caballos, participando activamente con equipos de polo del país. Tenía grandes amigos entre todos los destacados caballistas nacionales, que le reconocían su amplio conocimiento de estos animales. Su don de gente, también fue una cualidad importante para desempeñarse como Gerente del Club La Caraña y también como Gerente del Costa Rica Yacht Club en Puntarenas. En una oportunidad fue instructor del Club de Polo de San Salvador. También por su experiencia como bombero se le nombró Jefe de Seguridad y de Bomberos Voluntarios del Aeropuerto Juan Santamaría. El 0 de Julio de 1988 falleció en San José y sus restos reposan en el Cementerio General.

En primeras nupcias se casó con doña Flora Sobrado Roihe y de este matrimonio nació un hijo varón, bautizado con el nombre de Juan Federico. A su vez este último se casó con Gabriela Jiménez Carranza, con la cual ha tenido dos hijos, una mujercita llamada Manda y un varoncito bautizado Federico. Manda está casada con el señor Luis Javier Guier Fishel, viudo, quien tiene una hija llamada Marie Guier Serrano; además ambos tuvieron una niña que bautizaron con el nombre de Luisana.

En segundas nupcias se casó con la señora Margarita Olaso Maradiaga y de este matrimonio nacieron dos hijos. El mayor fue Marco Antonio, que a su vez se casó con Carla Calvo Rohrmoser. con la cual ha tenido tres hijas, que bautizaron con los nombres de Carmen María, Daniela y María del Mar. La segunda heredera fue una muchachita bautizada Gloriaelena, quien cursó estudios universitarios de Leyes y ejerce su profesión en forma privada.

Francisco Bonilla Saravia, el segundo hijo, cursó estudios de Ingeniería en los Estados Unidos, sin llegar a terminarlos. A su regreso al país fue nombrado Gerente de Tráfico y Ventas de Pan American Airways, en su división de Costa Rica. Posteriormente, hizo estudios de administración de líneas aéreas en los Estados Unidos y regresó para asumir la Subgerencia de LACSA. Su desempeño en la administración de la empresa fue excelente y la junta directiva le reconoció sus méritos nombrándolo Gerente General de la compañía. También fue miembro de la junta directiva del Instituto de Turismo y socio fundador de la Asociación Costarricense de Agencias de Viajes. Fue pionero y estableció en Costa Rica el primer sistema de ventas libres de aforos. En la actualidad permanece retirado de sus actividades.

Francisco estuvo casado con doña Lía Corvetti Sáenz y de este matrimonio nacieron tres hijos. Las dos mayores fueron mujercitas a las que llamaron Ana Patricia y Marialaura. El hijo menor fue un varón al que bautizaron Juan Diego. Ana Patricia, la hija mayor, se casó con el caballero norteamericano Stuart Sutta y tienen dos hijos varones llamados Derek y Shawn. Marialaura, la segunda hija, se ha casado en dos oportunidades. En primeras nupcias se casó con Farid Ayales Esna, con quien tuvo solo un hijo, al que llamaron Farid José, que aún permanece soltero. En segundas nupcias está casada con Ronald Steinvorth Sauter, con quien tuvo una hija llamada Christine, que también está soltera. Juan Diego, el menor de los hijos, se casó con Laura Trejos Chacón y de este matrimonio han nacido tres hijos. Juan Ignacio es el mayor, seguido por Luciana y el último fue otro varón, bautizado Juan Diego, como su padre.

Rodolfo, el menor de los hijos del matrimonio Bonilla Saravia, hizo estudios de segunda enseñanza en los Estados Unidos y a su regreso al país trabajó en varias compañías comerciales tales como LACSA y KODAK y en instituciones públicas como el Ferrocarril al Atlántico y el Ministerio de Obras Públicas y Transportes. En esta última entidad se pensionó y actualmente permanece en esta condición dedicado enteramente a su familia. Se casó con la señora Julieta Echeverría Castro y de este matrimonio nacieron cinco hijos, tres varones y dos mujercitas. A los hombres se les bautizó como Alvaro, Rodolfo Antonio y Eduardo y a las mujercitas se les llamó María Hortensia y Julieta.

Alvaro el hijo mayor, se casó dos veces. En primeras nupcias con Magda Verdecia Solano, con quien tuvo dos hijos: Marcela y Carlos Roberto. En segundas nupcias se casó con Ruth Chávez, con quien tiene dos hijas llamadas Mariella y Fiorella, que son gemelas. Rodolfo Antonio, el segundo de los varones está casado con Ana Quesada Mora y tienen dos hijos, Mónica y Rodolfo Andrés. Eduardo el tercero de los hijos varones, se casó con Ligia Valverde Mora y tienen un hijo que nació en 1999 y que bautizaron con el nombre de Luis Fernando.

La mayor de las hijas mujeres, María Hortensia, se casó con Ricardo Jiménez Mora, con quien ha tenido tres hijos que bautizaron con los nombres de Ricardo, Carolina y Max. Julieta, la menor de todos, se casó con Antonio Burgués Terán y han tenido dos hijas, Alejandra y Juliana.

 

 

 

anteriorsiguiente